jueves, diciembre 23, 2010

UNA DE BORRACHITOS


“En Tamasopo, Estado de San Luis Potosí, siendo las 10:55 horas, del día 2 –dos- del mes de Mayo de 1990 –Mil novecientos Noventa- ante el suscrito Síndico Municipal en funciones de Agente del Ministerio Público y testigos de asistencia con que actúa, fueron presentes de una parte el C. Gerardo Godínez Gutiérrez, y de la otra parte el C. Alfredo de la Cruz Ortiz y Pedro Quezada Aquino, mayores de edad, el primero vecino de El Rancho La Parada, correspondiente al Municipio de Santa Catarina, S.L.P. y los otros vecinos de este lugar, quienes después de dialogar ampliamente sobre el problema que los acercó ante esta Representación Social han llegado a la siguiente conclusión: Manifestando el primero de estas personas que el día 28 de Abril próximo pasado, serían como las nueve de la noche, cuando Alfredo y Pedro Quezada, se encontraban tomando una botella de licor, de la cual me invitaron a que me tomara un trago con ellos a lo que yo accedí, ya que desde temprano andaba tomando yo, por lo que seguimos tomando en una tiendita que se encuentra de lado de las vías de ferrocarriles, ahí duraríamos un buen rato platicando y tomando, hasta que yo tomé demasiado y ya no supe de mi, y como yo traía mi cartera con un dinero que había cobrado por haber estado trabajando, así como una cachucha y unos tenis que había comprado, otro día me desperté que serían aproximadamente como las cinco de la mañana me di cuenta que ya no traía el dinero en la cartera, ni tenía los tenis, ni una cachucha, por lo que inmediatamente vine a ver a los Judiciales para que me ayudaran a localizar mis cosas perdidas, logrando encontrar a Alfredo de la Cruz, por lo que le pregunté de mis cosas, pero me dijo que no sabía nada. Hechas las investigaciones se me ha comunicado que Alfredo tenía mi cartera así como la cachucha, aduciendo que en la cartera no se encontraban más que $135,000.00 (Ciento treinta y cinco mil pesos), y que los tenis los traía Pedro Quezada, por tal motivo recurro ante esta autoridad para que se me entreguen mis pertenencias y haciéndome entrega de estas pertenencias retiro todo cargo que haya puesto en contra de Alfredo de la Cruz y de Pedro Quezada.
En uso de la palabra Alfredo de la Cruz Ortiz, manifiesta que en este momento le hace entrega de la cantidad estipulada, así como Pedro Quezada en este momento hace entrega de un par de tenis, para Hombre, color azul marino, en este momento recibe dichos objetos el C. Gerardo Godínez Gutiérrez.- Con lo anterior se levanta la presente acta para constancia manifestando el C. Godínez que recibe lo anterior a su entera satisfacción, y que en este momento retira todo cargo que hubiera en contra de Alfredo de la Cruz Ortiz, así como de Pedro Quezada, y pido que se dejen en libertad.- Ratificó lo expuesto y firmaron de conformidad”.

Cuando el expediente circula por mis manos, primero, me sorprende la prontitud con la que la autoridad actúa, no es un señor personalidad del pueblo quien auxilio solicita, se trata de un borrachito que llega a ellos acompañado de aromas que delatan desde metros de distancia las circunstancias que lo envuelven, por otro lado, no se trata del robo de un gran motín, el capital es en viejos pesos; antes de la mutilación de los tres ceros. La captura de los participantes no debió de ser complicada, pues los borrachitos del pueblo son demasiados territoriales.
Por otro lado, injustamente, corrió por mi mente, la caricaturesca situación del vulgar chiste de los borrachitos que hablaban del violador y la carretilla.
También reflexioné, ¿de qué hablarán los borrachitos como ellos que se duermen en la vía pública?, ¿qué temáticas ocupan sus despreocupadas existencias?
Ellos también son componentes de la sociedad, en ocasiones se tornan con el tiempo, en figuras cómicas del álbum de los recuerdos de un pueblo.

Datos personales

Mi foto
TAMASOPO, SAN LUIS POTOSI, Mexico
Los breves artículos son de la autoría de José Trinidad Rojas Gómez, Cronista Independiente del Municipio de Tamasopo, S.L.P. El único objetivo del blogger es difundir la cultura histórica del Municipio de Tamasopo, San Luis Potosí.