martes, noviembre 25, 2014

DEBERES INTRÍNSECOS


“C, Presidente Municipal
Agua Buena, S.L.P.

LOS que suscribimos, comerciantes establecidos en esta localidad, de la manera más atenta comparecemos y decimos:

Que siendo muy necesario que haya un Celador para que vigile de noche la zona comercial en todo tiempo y máxime en este tiempo de zafra, solicitamos de esa Presidencia Municipal, a su merecido cargo, una Credencial que acredite al C. FELIX DIAZ, vecino de este lugar que hemos designado para este servicio público, previa remuneración por los suscritos.
Protestamos a Ud. nuestras atenciones.
Ingenio de Rascón, Enero 10 de 1945.

Vo. Bo. El Jefe Reservista, Primitivo Contreras, Lucía Rojas, Hermanos Toy, Federico Casados, Bruno R. Sonora, Irene R. Viuda de Izaguirre, Antonio Contreras, Adrián Contreras, Beatriz C. de Alonso, Miguel C. Vázquez, Esteban Céspedes, Eulalio Sánchez, Juan Ruiz Hijo”.

Éste sencillo Oficio solicitando credencial para el vigilante nocturno del comercio en el hoy Damián Carmona nos permite darnos una idea clara de la sana tendencia por resolver las necesidades propias de la comunidad, lo mismo sucedía en Agua Buena, no se esperanzaban al auxilio externo, siempre atentos de cubrir sus proyectos para beneficio colectivo; quizás actitud que a partir de la anexión al Municipio de Tamasopo contrastó con la forma de gobernar emanada de la nueva Cabecera, pues basta con revisar un poco la historia del pueblo Cabecera para visualizar que la mayoría de sus obras sociales se concretaban gracias al apoyo del Gobierno Estatal o Federal, anteponiendo siempre la falta de recursos económicos suficientes para llevar a cabo incluso, pequeñas acciones.

Así transcurrieron algunas décadas, no olvidados por el H. Ayuntamiento pues hay que reconocer que sí saludaban la zona, aunque solo en tiempos electorales, pero la visitaban.

Tanto Ingenio Rascón como Agua Buena, fueron autosuficientes, hasta entrados los años 80’s, solo acudían ante el poder central de Tamasopo para solicitar permisos, no recursos económicos, y en algunas ocasiones hasta eso les negaban; por absurdos políticos y de pobres personalidades egocéntricas. Cierto, la derrama económica en ambos pueblos agrícolas e industriales contrastaban con el Tamasopo pueblo, en donde por muchos años dependían de la caridad del Ingenio de Agua Buena para edificar algunas obras de trascendía, entre ellas, no se puede negar la participación en el Colegio Pedro de Gante, en la Escuela Secundaria Federal “Juan Ruiz de Alarcón”, en las Oficinas de Telégrafos Nacionales y en las obras de higiene, incluso las Ferias Regionales contaban con ese apoyo; incluso la luz eléctrica (aunque deficiente) de las calles de Tamasopo en los años sesentas era cubierta con recursos de la Sección 86 de azucareros.

No hay comentarios:

Datos personales

Mi foto
TAMASOPO, SAN LUIS POTOSI, Mexico
Los breves artículos son de la autoría de José Trinidad Rojas Gómez, Cronista Independiente del Municipio de Tamasopo, S.L.P. El único objetivo del blogger es difundir la cultura histórica del Municipio de Tamasopo, San Luis Potosí.

Archivo del blog