miércoles, diciembre 24, 2014

SEMOVIENTE EN DISPUTA


Agosto 21 de 1959, con esta fecha el señor José Méndez Sierra, vecino de la Joya de los Novillos, denuncia ante el Procurador General de Justicia en el Estado que, el Presidente del Consejo Municipal de Tamasopo, Isaías Zamudio Olivo, vendió una becerra de su propiedad, animal que de acuerdo a testigos no duró el tiempo suficiente en el Corral del Consejo, ni tampoco se notificó a las autoridades auxiliares de las poblaciones para indagar sobre la presencia de éste en dicho corral, por tanto pide justicia.

Agrega en su exposición que, el becerro en mención, de su legítima propiedad, se le había extraviado en semanas anteriores y lo buscó sin resultados positivos, hasta que le informaron que dicho animal había estado en el Corral del Consejo en Tamasopo pero que el Presidente lo había vendido a un íntimo amigo de él, de buenas a primeras.

El Procurador de inmediato remite Oficio para que se atienda el caso y se apegue a derecho, pero el Síndico en funciones de Agente del Ministerio Público J. Pilar Ponce Soto ignora por completo el asunto; no por indiferencia, sino para cubrir al Jefe en turno ya que realmente el delito existía.

Méndez Sierra insiste, acude nuevamente ante el procurador General de Justicia en el Estado y logra reabrir (en el entendido de que las autoridades locales lo habían cerrado) el caso. En el mes de octubre, el Presidente del Consejo, le regresa el animal, pero le cobran gastos originados por el semoviente, 50 pesos para la persona que trajo la becerra; pues según esto, dicha becerra apareció en la sierra cerca de Abras del Corozo, una multa de 25 pesos a pagar directamente a la Tesorería Municipal y cincuenta centavos diarios por el cuidado del animal a Miguel Gómez quien según la cuidaba en su rancho mientras aparecía el dueño e incluso ya la había marcado como de su propiedad (por tratarse de un becerro que todavía mamaba aún no era herrado). Obviamente en su declaración el señor Miguel Gómez dice que marcó la becerra para poder identificarla posteriormente, en caso de que se le fuera para el monte y que de esto, había avisado con anterioridad al Presidente Municipal, es decir, que la marcó como suya solo para reconocerla si la perdía.

Tuvieron que intervenir testigos (Baldomero Hernández, José Gómez Sánchez, Pedro García, Antonio Méndez, Melesio Hernández y Francisco Méndez) que afirmaban la propiedad de la becerra perteneciente a Méndez Sierra, pero el Presidente las rechazó bajo el argumento de que eran amigos, familiares o trabajadores del mismo, en su lugar nombró a otros. Que en realidad solo hicieron pausar un poco el proceso ya que al final determinaron que efectivamente, la becerra en cuestión, era de la legítima propiedad de José Méndez Sierra.

Caso singular que dejó mal parada a la autoridad en turno ya que el caso se divulgó hasta en el molino de nixtamal.

Así que ya con la becerra en su poder, el señor José Méndez Sierra tuvo que vender el semoviente para poder cubrir lo que se le cobraba.

No hay comentarios:

Datos personales

Mi foto
TAMASOPO, SAN LUIS POTOSI, Mexico
Los breves artículos son de la autoría de José Trinidad Rojas Gómez, Cronista Independiente del Municipio de Tamasopo, S.L.P. El único objetivo del blogger es difundir la cultura histórica del Municipio de Tamasopo, San Luis Potosí.

Archivo del blog