viernes, febrero 09, 2018

ENCOMENDADEROS


La encomienda consistía en la asignación geográfica de un área determinada (con flora, fauna e indios salvajes e idólatras incluidos) a un español, por parte de la Corona, en compensación a los servicios prestados al reino. A cambio de ello, el beneficiado adquiría el compromiso de evangelizarlos y explotarlos con trabajos productivos y gratuitos. De esa forma, en el actual territorio del Municipio de Tamasopo se establecieron a mediados del Siglo XVI, dos encomendaderos: Diego de Castañeda y Francisco Barrón.

Valles de Santiago de Oxitipa se convirtió en Alcaldía Mayor, dependiente de la Nueva Galicia, desde 1536, para Septiembre de 1538, Diego de Castañeda aparece como Alcalde Mayor. La encomienda de Tampasquín, estaba a doce leguas de Valles, en 1550 contaba con trescientos siete indios y en 1570 tenía sesenta indios huastecos. Confinaba con Tanlacú y Tantola y tenía de términos cinco leguas. (Meade, 1942: 308)

Al morir Castañeda, su viuda se queda con las propiedades y, Jerónimo de Mercado, con la viuda.

Además, era dueño por igual de la encomienda de “Tamacuiche, hoy el Cuiche, al sur de la Villa de los Valles, a orillas del río Tampaon, y al poniente de Tampujal, hoy El Pujal, en 1550, contaba con 54 indios huastecos. (Ibidem: 42)

La Hacienda de Tanlacú (1538 a 1570) de Francisco Barrón, esta última ubicada dentro de la geografía política del vecino Santa Catarina, pero sus extensiones no solo abarcaban parte de nuestra actual entidad municipal, sino que, además, curiosamente, la existencia municipal de Santa Catarina surge del extinto Municipio de Villa de La Palma, que a su vez, se transforma en el nuevo Tamasopo.

“El licenciado Diego Pérez de la Torre, gobernador de la Nueva Galicia, dio la encomienda citada (Oxitipa) a su yerno Francisco Barrón el viejo, como remuneración a los servicios que había prestado en la conquista y en la pacificación de la Nueva Galicia y, mancomunadamente a sus hijos Melchor Pérez, en el año de 1538. En noviembre de ese año, Francisco Vázquez de Coronado, gobernador entrante de la Nueva Galicia, aprobó la cesión que el citado Melchor Pérez hacía de su parte de dicha encomienda, a favor de su cuñado Francisco Barrón el viejo, maese de campo entonces en la Villa de Santiago de los Valles de Oxitipa. Al mismo tiempo, Francisco Vázquez de Coronado, le confirmaba a Francisco Barrón, la encomienda citada, el día 6 de mayo de 1543, o sea al regreso de Coronado de la fabulosa expedición a Cíbola y Quivira. Todos estos acuerdos gubernamentales, indican claramente que la región de los Valles de Oxitipa, así como el pueblo y la encomienda de Oxitipa, se consideran entonces caramente, dentro de la jurisdicción de la Nueva Galicia o sea de lo que hoy es Jalisco.

En lo que toca a los antecedentes de Francisco de Barrón, el viejo, encomendadero de Oxitipa, conviene decir que nació en el lugar de Barrón de Guinea, en La Cozmonte, a cinco leguas de Vitoria, y a tres de la ciudad de Orduña (Vasconia) de donde salió por el año de 1527 hacia las indias, fue hijodalgo, e hijo de Periñiguez de Barrón y de María de Barrón, nativo, como se ha dicho del lugar de Barrón en La Cozmonte. Siendo joven el citado Francisco Barrón, se dirigió por el año de 1517, hacia la ciudad de Burgos; tenía entonces 4 hermanos. Zarpó después hacia las indias y una vez allá, pasó a la conquista y pacificación de la Nueva Galicia y, en Guadalajara casó con doña Catalina Mejía, hija del licenciado don Diego Pérez de la Torre”. (Meade, 1970: 38-39)

Francisco Barrón, además de la encomienda de Tanlacú, poseía:
“Tancaxen, a media legua al Norte de Villa de los Valles, en 1550, contaba con 50 indios huastecos que únicamente daban servicio, para 1570 quedaban 25 macehuales y 10 principales huastecos.

Tancolon, a un cuarto de legua de la Villa de los Valles y, confinando con Tampayal, era también encomienda en 1550.

Tantoyn, a media legua de la Villa de los Valles, en 1550, tenía 40 indios huastecos que tributaban anualmente doce sábanas, daban algún servicio y hacían sementeras.

Tanlocon, se hallaba a una legua y cuarto al Norte de la Villa de los Valles, contaba con 50 indios huastecos en 1550, para 1570 quedaban 25 macehuales y cinco principales.

Tambolón, en la ribera sur del río Tampaon, en 1550, con 400 indios huastecos, pero para el año de 1570, no quedaban más de 60 indios casados, 20 principales y 15 viudos”. (Ibidem: 41-42)

Las encomiendas terminaron por mandato del virrey Antonio de Mendoza, en 1643. Aunque algunas subsistieron por algunas vidas más, como en el preciso caso de la encomienda de Oxitipa.

El 3 de agosto de 1590, el virrey don Luis de Velasco II, hizo merced a Francisco Barrón, de dos sitios de estancia para yeguas y tres caballerías de tierra en Apazlen, hacia Oxitipa. (Ibidem: 44)

Obras consultadas:

JOAQUIN MEADE
“LA HUASTECA, época antigua”.
Editorial Cossío, México, 1942.

JOAQUIN MEADE
“HISTORIA DE VALLES
Monografía de la Huasteca Potosina”.
Sociedad Potosina de Estudios Históricos, San Luis Potosí, S.L.P.
México, 1970.

No hay comentarios:

Datos personales

Mi foto
TAMASOPO, SAN LUIS POTOSI, Mexico
Los breves artículos son de la autoría de José Trinidad Rojas Gómez, Cronista Independiente del Municipio de Tamasopo, S.L.P. El único objetivo del blogger es difundir la cultura histórica del Municipio de Tamasopo, San Luis Potosí.

Archivo del blog