viernes, enero 01, 2010

EL PADRE TRUENO


Erróneamente se afirma que los grupos pames no practicaban la agricultura pues la zona geográfica que los albergaba no ofrecía espacios adecuados para ello, de igual manera, se les ha etiquetado de errabundos y en constante migración.

Estos grupos pames, delimitados al Este y Oeste por otros de costumbres agrícolas; como lo eran los huastecos en los valles del hoy Tamasopo y los asentamientos de la zona de Río Verde. Entre vecinos sedentarios es obvio suponer una sutil aculturación que los pames adaptaron a su visión o circunstancias que el entorno determinaba.

Irrefutable prueba de ello es el dios del Trueno, máxima deidad que los pames; tanto del Norte como del Sur, adoraban.

El dios del Trueno es una entidad agrícola, semejante a un Tláloc Mexica, a un Chaac Maya, un culto para verse favorecidos con la presencia de lluvias y con ello practicar una incipiente agricultura de autoconsumo.

Esta deidad fue concebida como una especie de serpiente antropomorfa, reptil que traía consigo gran cantidad de nubes; de ahí que la representación en el exterior del templo de Santa María Acapulco sea la de un dragón serpiente obesa, por la acumulación de agua que después vertía sobre las tierras que sedientas del vital líquido reverdecían marcando el inicio de un ciclo natural que por ejemplo, entre los pueblos mesoamericanos, significó la renovación constante e interrumpida que la madre naturaleza manifestaba en su agrado con estos habitantes.

Ese ciclo natural de renovación se comparó al fenómeno de la serpiente cuando mudaba de piel aparentando un nuevo comienzo.

El Dios del Trueno o El Padre Trueno, era venerado en los intrincados cañones de la sierra o en pequeñas elevaciones de la corteza, se le ofrendaban flores del campo, recipientes con agua y una especie de tamal grande llamado bolín, muy semejante al zacahuil huasteco pero de menor tamaño. Masa de maíz revuelta con picante y carne de guajolotes silvestres que abundaban en la región.

Esta práctica pame consolida una versión nunca considerada al momento de describir las posibles actividades de la étnia, pues siempre se ha pensado que fueron recolectores de los escasos frutos que la naturaleza les brindaba, que eran nómadas y transitaban permanentemente por la zona media potosina.

El Padre Trueno regía la vida de los pames, proporcionaba identidad cultural y unificaba a la sociedad en torno a esta visión.

1 comentario:

JA/Branding dijo...

Existe alguna representación gráfica del dios trueno entre los pames ... como lo representan visualmente algún dibujo signo símbolo ? gracias

Datos personales

Mi foto
TAMASOPO, SAN LUIS POTOSI, Mexico
Los breves artículos son de la autoría de José Trinidad Rojas Gómez, Cronista Independiente del Municipio de Tamasopo, S.L.P. El único objetivo del blogger es difundir la cultura histórica del Municipio de Tamasopo, San Luis Potosí.

Archivo del blog