viernes, enero 01, 2010

LA CASCADA DEL TAMÚL


Joya máxima de la huasteca potosina, caída de 103 metros que la convierten en la más alta del Estado potosino, aunque la versión popular sostiene que mide 105 metros, quizás por cuestiones de “redondeo”.
El río Frío o Gallinas, que nace al Norte del municipio de Tamasopo, se desplaza al Sur sirviendo de límite natural entre éste y Aquismón, surca su sendero entre la majestuosa sierra tropical que atestigua su caída uniéndose al Santa María.
Tamul, sustantivo teenek para designar al lugar donde hay cántaros, hermosos cántaros que al romperse dejan escapar torrentes de agua que ansiosa de una esperada libertad se arroja al precipicio para esconderse entre el caudal que lo recibe complacido tornándose cómplice al mudar de nombre y hacerse reconocer como Tampaón.
Indudablemente, impactó de sobremanera al maestro Fernando Domínguez que éste lo plasmó constante, como si fuese una indeleble huella en la geografía del mosaico costumbrista huasteco, una distintiva marca que enorgullece, un rasgo de identidad; un punto de referencia.
El Tamul, ubicado precisamente como frontera entre Tamasopo y Aquismón, situación que ha provocado una sutil disputa por su adjudicación. La realidad es sencilla, pertenece a ambos y como dicen los lugareños: “a según”. Refiriéndose obviamente, al lugar en donde usted se ubique. Del lado Oeste Tamasopo y del Este Aquismón.
Es Tamul por mucho, no solo joya, sino tesoro natural que como lienzo identifica nuestra huasteca en el marco internacional. Junto al zacahuil, el huapango, el xantolo, el quechquémetl, el pétob y los loros; conforman los símbolos del deseado paraíso terrenal que tanto a excéntricos como comunes, suelen atraparse por la majestuosidad extrema de la más pura belleza.
La cascada de Tamul, cuenta con varios accesos, el tradicional por Tanchachín, lugar en donde habrá de abordar una lancha para río arriba remar hasta aproximarse a la caída, sin embargo, bien se puede disfrutar el Tamul de otra manera; por la ruta Tamasopo. Adéntrese por El Carpintero, en el kilómetro 35 de la carretera Ciudad Valles – Río Verde, tras 20 kilómetros y haber tenido la sensacional oportunidad de observar múltiples bellezas que desde el camino podrá apreciar, llegará a la parte superior de la descomunal caída de agua.
Esta ruta recomendada lo es sólo si usará vehículos apropiados al terreno boscoso que con diminutos grados de dificultad convertirán la travesía en un ingrediente más del esparcimiento. Indudable es que habrá de cautivarse por completo al recorrer esos 20 kilómetros, siempre a un costado del río Frío o Gallinas, atravesará potreros, ranchos, cañaverales; descenderá de su auto para de vez en vez abrir falsetes, conocerá infinidad de parajes vírgenes que el río aún reserva para gente intrépida y que en busca ande de lugares tranquilos y relajantes.
Cuando llegue al Tamul, puede subir al mirador; lugar que le proporcionará la oportunidad de contemplar en toda su magnitud la maravilla que ha cautivado a millones de visitantes que extasiados reconocen como una divinidad la obra natural.

No hay comentarios:

Datos personales

Mi foto
TAMASOPO, SAN LUIS POTOSI, Mexico
Los breves artículos son de la autoría de José Trinidad Rojas Gómez, Cronista Independiente del Municipio de Tamasopo, S.L.P. El único objetivo del blogger es difundir la cultura histórica del Municipio de Tamasopo, San Luis Potosí.

Archivo del blog