viernes, enero 01, 2010

EL PUENTE DE DIOS


El Puente de Dios, es uno de los tantos parajes ubicados en el municipio de Tamasopo, desde distantes tiempos, ha cautivado a cuanta persona se ha postrado ante su magnánima belleza.
Es común que en nuestro país, se le nombre de esta manera a los sitios que como éste, en el trayecto sinuoso de su recorrido, atraviesen bajo la mole de la sierra; aparentando un recién y nuevo nacimiento de la afluente.
La espléndida vista en Puente de Dios proyecta, gracias a los rayos del Sol, tonalidades en el agua desde un verde turquesa hasta azules diamantinos que en combinación con la transparencia de las cristalinas y refrescantes aguas suelen incitar a los sentidos hasta convencerles, al inicio, con una tímida profanación que habrá de tornarse espléndidamente encantadora por tiempo indefinido.
En el paraje, la poza circular, de considerables profundidades, es el único sitio en toda la huasteca potosina en donde se practica el buceo, sumergirse aquí, con el apropiado equipo, además de ser terapéutico, es enriquecedor al observar los endémicos peces que entre pequeñas grietas y cavidades del fondo rocoso intentan ocultarse de lo que ellos consideran amenaza.
Otro espectacular espacio, es la escalinata de durmientes que conduce entre la nutrida vegetación al espectacular sitio, sencilla vereda de peldaños que aunque agotadora, resulta ser un preámbulo digno del paisaje que entre sonidos de aves y caídas de agua delatan su presencia al ir descendiéndola.
Para visitar El Puente de Dios es necesario llegar primero a El Cafetal; pequeña ranchería en la que encontrará estacionamiento para después tomar la escalinata que habrá de conducirlo al paraje. A El Cafetal se parte por la calle Hidalgo; a un costado de la iglesia del pueblo de Tamasopo, a tres cuadras se encontrará con una desviación a mano derecha, continúe por aquí hasta salir del pueblo, al avanzar por este camino nuevamente habrá de encontrar dos caminos; tome el de la izquierda y prosiga, tendrá que cruzar la vía del tren y algunos cientos de metros más para llegar a El Cafetal, una vez aquí, prepárese pues el mejor de los destinos turísticos, maravilla entre maravillas, atónito y encantado le arrancará vocablos de admiración.
La extraordinaria maravilla natural tiene historia por contar, por ejemplo, la escalinata de durmientes fue construida especialmente para que don Porfirio Díaz Mori y su esposa Carmelita Rubio, disfrutaran del sitio en el recorrido inaugural de aquél 17 de Abril de 1890, por compromisos propios, el señor Díaz no asiste, enviando en su representación al General Pedro Hinojosa, Secretario de Guerra y al General Carlos Pacheco, Secretario de Fomento; entre otras personalidades. A ellos se sumarían el Gobernador potosino Carlos Díez Gutiérrez y algunos invitados especiales.
Posteriormente, personajes de la talla de William Henry Jackson, Adolfo Dollero y Hugo Brehme visitan espléndidos el lugar; de ello magníficas tomas atraparon para la posteridad en sus lujosas cámaras.
De entre todos, quizás el más destacado, fue el poeta potosino Manuel José Othón de quien se dice le arrebató hermosura al lugar para inspirarse y crear su “Himno de los Bosques”.

No hay comentarios:

Datos personales

Mi foto
TAMASOPO, SAN LUIS POTOSI, Mexico
Los breves artículos son de la autoría de José Trinidad Rojas Gómez, Cronista Independiente del Municipio de Tamasopo, S.L.P. El único objetivo del blogger es difundir la cultura histórica del Municipio de Tamasopo, San Luis Potosí.

Archivo del blog